La verdadera guerra entre paises
Ricardo Valenzuela



http://object.cato.org/sites/cato.org/files/wp-content/uploads/201202_blog_edwards282.jpg
Escuché por primera vez su nombre en 1979 de boca un economista de Bank of América. EU se encontraba en el centro del huracán provocado por años de agresión a su aparato productivo dando vida a un desconocido fenómeno: Stagflación. Por primera vez se tomaban de la mano inflación con recesión sumiendo al país en una oscura noche de Malasie. Jimmy Carter le pedía al pueblo americano,  contrario a la imploración de  Lopez Portillo, aceptar el vivir en una ruina permanente.
 
Al final de un agitado día en los mercados cambiarios, este hombre me afirmaba: “Este es el mundo de Keynes y sus deformadas ideas de estimular la demanda vía gastos gubernamentales, déficit, irresponsables emisiones de dinero y los endeudamientos de los países. El mundo se dirige hacia la demencia financiera; nos hemos hecho adictos a la fantasía, a la gratificación inmediata sin prever las consecuencias futuras.”
 
Prosigue; “Pero por primera vez en años observo una luz de esperanza. Hay un economista que está provocando gran controversia; Arhur Laffer, un pensador con ideas opuestas al clásico Keynesianismo y está creando una revolución. Habla con pasión y lógica pura de estimular la oferta recortando los asfixiantes impuestos con los que se ha empantanando las actividades de la sociedad civil.”
 
Aprendí luego que las teorías de Laffer se les conocían como Suppy—Side, y sentaban ya las bases para dar reversa al proceso de contaminación inyectado durante tantos años el sistema económico mundial. En el mundo permanecían dos tipos de gobiernos: comunistas, y los devoradores del fruto del trabajo de sus ciudadanos vía sus sistemas impositivos draconianos. Nadie parecía entender que el dinero en manos de los individuos era mejor invertido produciendo mayores crecimientos económicos y, por ende, mayores ingresos para los gobiernos.
 
Años después las ideas de Laffer abrazaban al planeta cuando Reagan las utilizaba para rescatar la economía mundial de las garras de la Stagflación, y a la humanidad del comunismo. El nombre de Laffer ya no se escuchaba por accidente, era ahora considerado como una de las grandes mentes que remodelaban el convulsionado mundo, y se ubicaba como uno de los más cercanos asesores del presidente Reagan.
 
Lo conocí hace años en su cuartel general de La Jolla, California, durante mi estancia en esa ciudad de casi un año, y así pude establecer una buena amistad con él. A partir de esos momentos me convertí al evangelio del Suppy—Side absorbiendo la sabiduría de éste hombre cada vez que tenía la oportunidad.
 
Cuando Colosio fue ungido con la candidatura, inicié la organización de una reunión entre ambos hombres; Laffer y Colosio. Sobrevino el asesinato y el encuentro abortó. Nunca olvidaré sus proféticas palabras ante el panorama que México presentaba en esos momentos: “Se ha activado ya un plan para desestabilizar el país y el objetivo es provocar una devaluación que sería catastrófica. Mientras Pedro Aspe sea Secretario de Hacienda no se dará, pero al momento que se retire del escenario, la consuman y el país se hunde.”
 
En Enero de 1995 Laffer compareció ante el Congreso americano para analizar la masacre de la devaluación mexicana y decidir acciones. El se oponía al plan de rescate de Clinton y presentaba otro para desactivarla regresando al peso a su valor original, o en el peor de los casos a 4.50 pesos por dólar. Advirtió el que no hacerlo le costaría al país más de 500 billones de dólares. Curiosamente es la deuda que ahora con gran habilidad barremos debajo de la alfombra.
 
Perdí ese contacto con él pero en el 2005 nos reencontramos. Ahora nos reunía un proyecto que era de sus grandes pasiones; educación. Me recibió con el afecto de siempre acompañado del candidato republicano a la gubernatura de Arizona. Laffer era ahora el pivote de Yorktown University, la cual ofrece a través de ese el nuevo mercado libre el Internet, las ideas liberales a nivel masivo.
 
Saludó haciendo un resumen de la historia económica de México de los últimos 15 años. Luego de ese entremés le inquiero; ¿porque estás tan entusiasmado en Yorktown? Responde sin vacilar: “porque es el mejor proyecto que ha pasado por mi oficina. Yo soy educador, el internet es el futuro en la construcción de capital humano, y las inversiones en capital humano reditúan de forma increíble.”
 
Continua: “Si algo requiere el mundo es formación de capital humano. Gary Becker hace un interesante avalúo de los EU de 100 Trillones de dólares, de ello; 80% es capital humano. México nunca resolverá su problemática total mientras no haya masiva inversión en capital humano que permita mutar la cultura acorde a este nuevo siglo.” Se levanta para dirigirse al salón donde lo espera un enorme auditorio y nos dice: “Unamos esfuerzos en esta cruzada de rescate de lo más preciado de la humanidad; sus mentes.”
 
Dime algo más México casi le suplico: Sonríe y caminado responde; “hablan español, bellas playas, mal gabinete; ah, no se les ocurra quitar a Paco Gil de Hacienda porque el país de nuevo se hunde.”   El proyecto de lanzar la universidad libertaria en EU se llevó a feliz conclusión pero, al tratar de establecerla en México, la burocracia hambrienta lo convirtió en algo imposible y ahí quedó, en el feliz mundo de las ideas.
 
Acabo de encontrarme de nuevo con quien ya considero un viejo amigo. Nos reunimos en esta ocasión en lo que fuera su cuartel general, San Diego, California. Y subrayo lo que fuera, puesto que Art se ha llevado su operación al estado de Tennessee por lo que, frente a una humeante taza de café, le pregunto. ¿Por qué el cambio? Me responde con una sola palabra: "Impuestos. California se ha convertido en una región hostil para todo tipo de negocios. ¿Recuerdas nuestra reunión en Phoenix cuando eras representante del gobernador de Sonora? en esa ocasión yo te propuse un plan especial para atraer hacia México todas esas empresas que abandonaban California pero nunca fuimos capaces de llevarlo a cabo."
 
Casi lo interrumpo para preguntar ¿Piensas que ese plan es todavía válido? Me responde sin titubear. "No, no creo, México con su debutante reforma fiscal se ha convertido en otra región hostil para los negocios. No basta llevar a cabo todo tipo de reformas si los niveles impositivos de un país se mantienen en niveles criminales. Los voraces gobiernos parece nunca van a entender el capital en manos de los mercados reditúa mucho más que en manos de las burocracias. Sin ello, las economías no crecen y el mejor ejemplo esta hostilidad es Burger King abandonando los EU. Esa es la nueva guerra entre países. Yo visualizo el futuro de México así, a medias tintas." AMEN 
 
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


12/12 | Presentación de ¨Yo pago. Tú pagas. Ellos gastan¨, de G. Lanfranconi
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: