Fue Roca, y sobre esa roca edifico una nacion
Malú Kikuchi
Periodista. Conductora de "Cuento Chino" y "La Dama y el Bárbaro", radio El Mundo. Premio a la Libertad 2013, Fundación Atlas para una Sociedad Libre.


Volvamos a la escuela, a la nuestra, a esa que no sabía de revisionismos   progres, ni de remordimientos a destiempo sobre el destino de los “indios”, hoy rebautizados “pueblos originarios”. Volvamos a la maestra que se respetaba porque era “la maestra”, no la docente y menos la trabajadora de la educación. Esa que pretendía que estuviésemos orgullosos de nuestro pasado, que no empezó en 2003.

Y no hay historia más fantástica que asistir al nacimiento de un país. Los héroes de un país luchan por personas que sienten, piensan, discuten, tienen visiones diferentes entre sí. Todo es más difícil y por eso mismo más deslumbrante, cuando el resultado es haber construido una nación.

El 19/10/1914, en Bs. As., moría Julio Argentino Roca. Dejó un gran país con futuro, 100 años después estamos en un pantano del que no sabemos si tiene fondo. Y lo siento por los mapuches, pero pretendo contarles, muy cortita, la historia de quien fue Roca. Nació en Tucumán en 1843. Al vencer Urquiza en Caseros se mudaron a Entre Ríos. Estudió en el Colegio Nacional de Concepción del Uruguay.

Siguió la carrera militar. Combatió en Cepeda y en Pavón como un héroe. Luchó en la guerra contra el Paraguay donde murieron su padre y dos de sus hermanos. Ya Tte. Coronel y Comandante de Fronteras en Córdoba,  se casó con Clara Funes, tuvieron 1 hijo varón que sería el vicepresidente del General Justo (1932/1938) y 5 hijas mujeres.

Siendo presidente Avellaneda, gana la batalla de La Rosa contra Arredondo, que respondía a Mitre. Le vale ser ascendido a General, ¡a los 31 años y en el campo de batalla! Y es nombrado ministro de Guerra y de Marina. Avellaneda manda un proyecto de ley al congreso sobre la necesidad de una Campaña del Desierto para terminar con la amenaza de los malones, que ocupaban el sur de la provincia de Mendoza, pasando por el sur de San Luis, sur de Córdoba y la frontera oeste de Buenos Aires. De ahí en más, todo estaba en manos de los mapuches.

Los mapuches eran araucanos venidos de Chile, genocidas de “nuestros reales pueblos originarios”, como los tehuelches, los puelches y los pampas. Se especializaban en ataques sorpresivos a las tierras del “blanco”, mataban a los hombres, sometían a las mujeres y a los niños y robaban la hacienda, que luego vendían en Chile.

La ley de la Campaña del Desierto, votada por el congreso, fue la N° 947 (5/10/1878).

Cumpliendo las órdenes de Avellaneda, avalado por ley del congreso, partió hacia el sur. Desmitificando mentiras mapuches: *la Campaña recogió 1.600 indios muertos, 10.000 rendidos incondicionalmente, 6 caciques tenidos por peligrosos hechos prisioneros y Namuncurá que selló la paz con Roca, entregándole como prenda de la misma a su hijo Ceferino, de 5 años; que Roca colocó con los salesianos, que a su vez lo enviaron a Roma a terminar sus estudios y que murió en olor a santidad antes de los 19 años.

¡A Roca le debemos nuestro primer santito! Los caciques fueron enviados a Martín García, los indios que se rindieron repartidos en estancias y  en pequeñas comunidades; las muchachas jóvenes colocadas como domésticas en casas prominentes. Que este hecho es una salvajada, de acuerdo. Era la época; todos eran salvajes, pero no se torturó, ni se asesinó a nadie. Los muertos murieron en batalla, los prisioneros no tenían derechos en esos tiempos, Zaffaroni no había nacido.

Hoy mueren en Argentina más de 8.000 personas/año en accidentes de tránsito;  entre 2002 y 2012 se ha asesinado una persona cada 3 horas. Hablar del genocidio indígena de Roca es un chiste malo, contado por gente que hace política con el hecho y sueña recuperar territorios que Roca conquistó para nosotros y para siempre.

Esos territorios incorporados a la Argentina fueron  787.291km2. La Patagonia fue nuestra, ni mapuche, ni chilena; argentina hasta hoy. De vuelta a Bs. As., la candidatura de Roca a la presidencia estaba cantada. En una entrevista de Paul Groussac para “Le Courier de La Plata”, Roca decía: “Soy amigo de mis amigos, pero no soy enemigo de mis adversarios”. La fama de estadista asomaba.

Tuvo que luchar una vez más contra Mitre, que detrás de Carlos Tejedor, gobernador de Buenos Aires, no permitía la federalización de la ciudad de BS.As. Estando el gobierno nacional en la provincia, dependía jurídicamente de la misma. La federalización era  necesaria. Roca venció y Bs.As. fue capital federal. Nacía La Plata.

Ya presidente por 1° vez (1880/1886), comienza el gigantesco trabajo de crear de un desierto, un estado ordenado bajo el lema “Paz y administración”. Cumplió. A vuelo de pájaro: la ley 1420, sueño de Sarmiento, educación gratuita, libre y obligatoria. Creación del registro civil: las personas, católicas o no, eran inscriptas desde el nacimiento, casamiento, y muerte, algo que hasta entonces dependía de la Iglesia. Los no católicos no existían. Estas 2 medidas, educación laica y registro civil, costaron una ruptura con el Vaticano que duró 12 años, y  que Roca solucionó en su 2° presidencia.

Unificó la moneda, había varias (pesos, no US$); formó un ejército en serio; en 1884 incorporó los territorios de Formosa y el Chaco, redondeando así el millón de km2 que nos consiguió.  Recibió en 1880, 2.500km de vías férreas, se fue en 1886 dejando más de 9.000km. Profundamente federal, se ocupó del interior del país. Impulsó las bodegas en Cuyo y la caña de azúcar en el NOA. Fue el 1° presidente que firmó buenos acuerdos para nosotros, con Chile.

En la 2° presidencia (1898/1904), por ley 4301 (1901), Pablo Richieri, ministro del área, impone el servicio militar obligatorio para todos los jóvenes de 20 años, en un esfuerzo más por integrar la nación. En 1903, su ministro de RREE, Luis María Drago, impone un concepto internacional sobre el cobro de deudas a países deudores. Joaquín V. González  redacta el 1° código de trabajo. Con una precaria reforma electoral, pero reforma al fin, esta permite que en 1904 Alfredo Palacios sea elegido por la Boca, como el 1° diputado socialista de América.

Por supuesto que tuvo fallas, todos los hombres las tienen. Recibió tierras conquistadas y las aceptó. Hubo fraude y corrupción (en medidas tan pequeñas para el día de hoy, que da vergüenza nombrarlos). El país era manejado por una élite, que estaba preparada para hacerlo y por regla general pensaba en la grandeza de la Patria y no de sus patrimonios. A pesar de sus fallas, en sus 2 presidencias llegaron a esta tierra, entonces de esperanza,  más de 500.000 inmigrantes que ayudaron a engrandecerla.

Le debemos nuestro 1° puerto de guerra naval, Puerto Belgrano. Se comenzó sobre finales de la 1°presidencia y lo inauguró en la 2°, en 1902.

Lo siento por los mapuches, por los progres y por los resentidos, pero no siento pincharles el globo: sin Roca no hay estado nacional. Construyó un estado lógico,  pequeño y útil, funcional a la población que debía mantenerlo. Años luz del elefante que tenemos hoy.

Se presentaba, no importa ante quien, sin títulos de ninguna clase diciendo: “Soy Roca”.

Y  sobre esa roca  edificó nuestra nación.
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


20/12 | F. Atlas invita a Cocktail de Fin de Año del Club del Progreso
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: