Negadores Compulsivos
Gabriela Pousa
Gabriela Pousa es Analista en Medios,  Licenciada en Comunicación Social y Periodismo, egresada de la Universidad del Salvador con Diploma de Honor y mejor promedio. Analista Política y Master en Economía y Ciencias Políticas (Eseade).


“Diciembre: la crisis que algunos calificaban terminal estaba representada por datos aterradores. Millones de argentinos arrojados a la marginalidad, una creciente pauperización de la clase media amenazada por su extinción como tal, el aparato productivo parado, las exportaciones en baja, el consumo interno asfixiado por la recesión, la salud pública colapsada y los hospitales desabastecidos con alarmantes niveles de inseguridad. Las cifras sacudían con nuevos índices de desocupación y estaba devastada la costumbre y la moral (…)” *
No. No se trata de una exégesis del escenario actual. Ese párrafo es sólo un plagio, una crónica ya escrita de nuestra historia aunque nadie pueda advertir con certeza a qué fecha hace referencia.
Esa es la razón por la cual todo este escenario de ignominias e incoherencias no termina de despertar genuino asombro. Lo que parece novedad es un “revival” que si acaso no lo hemos vivido nosotros como actores primarios, lo hemos escuchado de boca de padres, abuelos o hermanos. Todo pasó a ser una suerte de “deja vù” agravado por el tiempo, el hastío y el no creernos capaces de forjar un destino colectivo. ¿Por qué asombrarnos si esto ya lo vivimos?
El verdadero éxito del populismo, que posiblemente en los últimos años haya alcanzado su nivel más disparatado, ha sido el convencernos de lo inútil que somos como pueblo. La panacea universal nos puede ser dada por alguna “divinidad” – como ser el Estado presentado como una maquinaria benefactora de la humanidad, – pero jamás podrá emanar del esfuerzo sostenido de la sociedad.
Acatamos tal sentencia, y hasta fuimos voluntariamente conducidos a ese juicio donde se nos condenó sin que supiéramos cual había sido el delito. Franz Kafka pudo inventar personajes maniqueos en Praga, pero no logró nunca superar a los protagonistas locales más metamorfoseados que el mismísimo Gregorio Samsa en su rol de cucaracha.
Los argentinos fuimos reales, hoy somos más ficticios que la oratoria del kirchnerismo. Nos regodeamos porque dejamos de creer en el relato, pero no queremos darnos cuenta que también dejamos de creer en nuestras capacidades para rehacer un escenario distinto.
Vivimos entre ruinas como guías turísticos que las muestran hincados de orgullo a foráneos, cuyos ojos desorbitados no comprenden qué pasó con el “granero del mundo“. Para ellos, Rosario ya no es “la Chicago argentina”, es el paraíso de los narcos. Mar del Plata pasó de ser la “ciudad feliz” a ser un paisaje costero azotado por crímenes y violencia sin límite. El interior del país hace tiempo dejó de serlo. Es decir, se ha vuelta una geografía que puede ser denominada Argentina pero que vive realidades sustancialmente distintas.
Y nosotros chochos vamos contándoles cómo fue que cambió todo. Varían las fechas y probablemente los hacedores de los sucesos que nos convirtieron en esto: “En 1955….”, discursea la anfitriona del contingente que llega de Oriente. “Hace once años, un matrimonio sureño….“, explica otro, al grupo de asiáticos que no para de sacarnos fotos como si fuéramos lo que somos: bichos raros.
Cada cual tiene su libreto y quizás, algún acontecimiento repentino, le hace modificar alguna coma del guión, pero no más que eso. No podemos ponernos de acuerdo ni el cuándo, ni el cómo ni en el por qué, el país próspero que pudo ser, no fue. Y si acaso hay algún consenso seguro se deja de lado a un actor que, guste o no, bastante tuvo que ver en la trama sin final ni desenlace de esta tragedia, confundida a veces con una comedia de enredos: el pueblo.
Ese pueblo que vistió de gorila pero no vio al peronismo en la década del 90, ni lo ve ahora en Balcarce 50, y mucho menos en la provincia. Ese pueblo que pidió a todos que se vayan, y al tiempo, sin que nada cambiara, de nuevo los votó y festejó “la fiesta de la democracia”. Craso error: la democracia es mucho más que una fiesta que se realiza cada tanto para ir a votar al menos malo…
Pero ese pueblo que señala con el dedo a la “oligarquía vacuna” comiendo un asado en la obra de la esquina, o aquel que desdeña las sotanas hasta que quién la usa aparece en el balcón del Vaticano y reside en Santa Marta; ese pueblo, en la narrativa pintoresca que se le cuenta a los ajenos, no tuvo nunca nada que ver. Ni por obra ni por omisión. Somos negadores compulsivos de los actos cometidos y omitidos, casi casi como el kirchnerismo. Rara historia de una catástrofe sin culpas ni culpables…
Del mismo modo, se absuelven a sí mismos quienes han peregrinado por los despachos del poder. No se asumen dirigentes, son pueblo, como Evita lo fue, o como alguna vez Cristina Fernández de Kirchner lo quiso ser, rechazando el rol de Primera Dama para ser apenas “primera ciudadana”. En esa circunstancia, claro que da lo mismo que en la lista de evasores aparezca Fulano, Mengano o su nombre.
El problema argentino quizás no sea ningún “ismo” de los que suelen utilizarse para explicar lo inexplicable que, en definitiva, es aquello que vivimos. Pero qué grave sería si damos crédito a ello, y asumimos de una vez, que el problema no fue el 55′ ni el 90′ ni el 2003 sino que es este 2014 y, consecuentemente, somos nosotros mismos…
Gabriela Pousa
* Ah, para que no se confundan: el párrafo primero ha sido extraído de una crónica del 20 de diciembre del 2001 Cualquier parecido con la actualidad es…….
- See more at: http://www.perspectivaspoliticas.info/negadores-compulsivos/#sthash.zCR0H73d.dpuf
 

Últimos 5 Artículos del Autor
Se apresuraron los tiempos, los almanaques han cambiado. El gobierno nacional está asumiendo la...
Pasaron las elecciones para elegir Jefe de la Ciudad de Buenos Aires como pasa todo en Argentin...
[Ver mas artículos del autor]


26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: