Libre Convertibilidad
Narciso Guaramato Parra
Economista venezolano. Fue Presidente del Núcleo de Economistas del Banco Central de Venezuela.


Si usted toma en sus manos un billete (papel moneda de curso legal) de dos, cinco, diez,

veinte cincuenta o cien bolívares, podrá leer la siguiente leyenda: “Pagaderos al 

portador en las oficinas del banco”. 

Esta simple frase nos señala dos aspectos vitales de la política monetaria y 

cambiaria de un país: la primera es que el dinero en circulación está respaldada, ya sea 

por oro o por divisas (especialmente  el dólar estadounidense) y segundo, que el bolívar 

puede ser libremente convertido a dólares, con la única condición de que se tengan los 

bolívares correspondientes según el tipo de cambio vigente, 

En los últimos años en Venezuela, las políticas monetaria y cambiaria aplicadas 

han socavando estos principios, La moneda nacional ha perdido su respaldo y ya no 

goza de libre convertibilidad. 

La continua emisión de dinero inorgánico causado por el financiamiento del 

déficit fiscal por parte del Banco Central de Venezuela (BCV)  ha permitido que por 

ejemplo,  el saldo del dinero en circulación (M1) al cierre de enero de 2015, sea de 

2.003.771.892.097 miles de Bs, el cual, con unas reservas internacionales (RI) de 

22.538 millones de US$, al cierre del mismo período, llevan al tipo de cambio implícito 

(TCI) a 88.91 Bs./US$m (TCI = M/RI), tipo de cambio muy superior a las tasas de 

cambio preferenciales de 6,30 y 12, mayormente utilizados en las transacciones 

comerciales. Como se puede observar esta gran brecha es tentación para la especulación 

y solo puede ser reducida mediante un control de la cantidad de  dinero en circulación 

y/o una devaluación. Al ser el TCI mayor al real, nos indica que gran parte del dinero en 

circulación no tiene respaldo, es decir, si todo el mundo quisiera dólares, el tipo de 

cambio debería ser mayor a 89 Bs/US$, a tasa de cambio menores no alcanzarían los 

dólares. 

Al no querer devaluar, ya que esto agregaría una mayor presión inflacionaria, el 

gobierno tiene que controlar la  venta de las divisas, atentando contra la libre 

convertibilidad del bolívar, lo cual resulta discriminatorio, ya que no se pueden adquirir 

las divisas cuando se requieran, sino cuando nos lo permitan.  

Para poder solventar este problema hay que atacar la causa principal. El 

financiamiento del déficit. Punto polémico para una administración basada en la 

inversión social. Hay que controlar el gasto queramos o no. 

Hay que ir  al desmontaje progresivo de los controles. Como se ha dicho en 

reiteradas ocasiones, esta es una medida coyuntural que ha probado su incapacidad para 

soportar una política económica dinámica, No podemos seguir aplazando el trago 

amargo de unas medidas que son necesarias, cada día que pasa se profundizan los 

desequilibrios económicos y cuando por fin nos decidamos a corregirlos, serán tan 

grandes que el costo será impagable.
 

Últimos 5 Artículos del Autor
Hace algunos años, discutiendo con unos amigos la situación inflacionaria de Argentina, un ex e...
La crisis económica está golpeando fuertemente al venezolano de a pie. La inflación y la escase...
Venezuela experimenta la crisis económica más grave en su historia. Todos los sectores se han v...
[Ver mas artículos del autor]


20/12 | F. Atlas invita a Cocktail de Fin de Año del Club del Progreso
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: