El enorme y desconocido poder de los diudadanos
Malú Kikuchi
Periodista. Conductora de "Cuento Chino" y "La Dama y el Bárbaro", radio El Mundo. Premio a la Libertad 2013, Fundación Atlas para una Sociedad Libre.


Hace un año escribía esto, que sigue siendo válido.
 
“Intentamos nacer un 25 de Mayo de 1810. Teníamos muchas razones, algunas conocidas por todos desde la escuela primaria, otras no tanto. Las menos conocidas son más reales, menos “prestigiosas” y más humanas, pero todas hicieron posible ese esbozo de Patria que asomaba en el puerto de Buenos Aires. Fue una revolución, que no fue una revolución, pero que sí fue una revolución. Y no es un galimatías.
 
La llamamos *REVOLUCIÓN de Mayo, porque hicieron renunciar al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros. Pero no fue una revolución, ya que la Primera Junta en pleno, los 9 miembros, 7 criollos y 2 españoles que abrazaron la causa (Larrea y Matheu), rodilla en tierra, le juraron fidelidad a Fernando VII, preso en Bayona y reemplazado en España por José Bonaparte, hermano de Napoleón. Pero sí fue una revolución, ya que por primera vez en estas tierras, se tuvo en cuenta la voluntad de las personas. No querían ser regidas por Francia, y  no se sentían representadas por las 2 Juntas que le quedaban a España libres del yugo francés: la de Cádiz y la de la isla de León. Y que en esos tiempos la voluntad popular se expresara y tuviera éxito en sus demandas, era una revolución.” Lo fue.
 
Como este 25/5 va a ser recordado como el comienzo de la era K, a partir de 2003, necesitaba ser rescatada la Revolución de 1810, en su verdadera dimensión. Y esa dimensión es el enorme y a veces olvidado poder de los ciudadanos.
 
Por eso es bueno recordar, ante la negación automática de casi todos aquellos con los que se habla del tema, que dicen: “no, todos  los candidatos con chances de llegar a la presidencia van a firmar un pacto de impunidad con los actuales gobernantes. Ni soñar con que van a ser juzgados”.  De nosotros depende.
 
Al fiscal Campagnoli, suspendido y a punto de ser despedido, los ciudadanos preocupados por la justicia, juntaron firmas, abrazaron tribunales, mandaron mails, tuits, inundaron las redes sociales pidiendo por él. Hubo manifestaciones de todo tipo a favor del fiscal.
 
El resultado se conoce: Campagnoli fue repuesto en su fiscalía; su maravilloso y homogéneo equipo que había sido repartido en otras fiscalías, volvieron a la de Campagnoli. El poder de los ciudadanos lo hizo posible.
 
Ante el despiadado ataque a ese prócer del derecho que es el ministro de la Corte Carlos Fayt, cuyos delitos son estar a salvo de cualquier apriete, su honestidad y su hombría de bien, el gobierno lo acusa de vejez. ¿Y el INADI no le dice nada a Aníbal, la presidente y alfiles?
 
Los ciudadanos juntaron firmas, invadieron las redes sociales, rodearon Tribunales y se juntaron frente a su casa, apoyándolo para que no renunciara. Por suerte a Fayt no se le ocurre renunciar. Pero la gente ayudó.
 
Y cuando dos jueces de la Cámara de Casación Penal bonaerense, Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués, acortaron la sentencia del violador de un nene de 6 años, alegando que el chico ya había sido previamente violado por su padre (mentira) y que ¡era gay!, por lo tanto no había ultraje, los ciudadanos reaccionaron.
 
Se juntaron en 2 días 143.000 firmas pidiendo juicio político para los dos jueces. El jury de enjuiciamiento está a la vuelta de la esquina. Han recibido todas las sanciones posibles de la legislatura bonaerense y porteña, sanciones académicas y todo eso en tiempo récord, gracias a los ciudadanos.
 
De nosotros depende exigir “juicio, castigo y DEVOLUCIÓN” a los funcionarios del gobierno K que lo merecieran, por supuesto que a través del debido proceso y a derecho. Hay que presionar en los primeros 100 días del próximo gobierno a los diputados, senadores y ministros y a todo aquel que tenga algo que ver con el nuevo gobierno, pidiendo justicia y el final de la impunidad. Si lo hacemos, lo conseguimos.
 
El artículo 39 de la CN de 1994 dice que: “Los ciudadanos tienen el derecho de iniciativa para presentar proyectos de ley en la cámara de diputados. El congreso deberá darle expreso tratamiento en el término de los 12 meses. (Con el 3% de firmas del padrón electoral nacional).”
 
Elegir entre la eterna impunidad, la expoliación y el engaño al pueblo y la república que dignifica y da sentido a la vida de los ciudadanos, es nuestra decisión. Se puede. Todos juntos podemos.
 
Cuando la Constitución sea más importante que el fútbol… Todos los argentinos conocen a Messi. ¿Cuántos conocen el 1° artículo de nuestra Constitución? ¿Y el artículo 39?
 
A pesar de todo y aunque quizás ya sólo exista en la memoria de algunos, ¡Viva la Patria!
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


20/12 | F. Atlas invita a Cocktail de Fin de Año del Club del Progreso
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: