Empleo, salarios mínimos y productividad laboral
Ernesto Selman
Vicepresidente del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), República Dominicana.


Introducción
 
El tema del incremento del salario mínimo se debate cada dos años y en esta ocasión las discusiones no han sido muy diferentes.  Generalmente, las posiciones de los empleadores y sindicatos difieren, cuando lo que se debate es cuánto debe ser el incremento al salario mínimo. Los argumentos que se usan para justificar la posición de cada grupo giran en torno a la inflación acumulada y/o el monto de la canasta familiar que mide el Banco Central de la República Dominicana (BCRD).  Las discusiones del salario mínimo casi nunca giran alrededor del incremento de productividad de los trabajadores, es decir, el aporte de éstos en procesos productivos. 
 
El trabajo es un recurso económico vital porque, conjuntamente con otros factores de producción, transforma los recursos escasos en bienes y servicios útiles que satisfacen necesidades y/o demandas de seres humanos.  Una relación laboral entre privados es, a su vez, una relación contractual.  El precio que surge del intercambio voluntario entre el trabajador y el empleador es el salario.  Este se paga en base a unidad de servicio brindado, generalmente medido en base a tiempo; por hora, semanal, quincenal o mensual.  El trabajo está presente en todo proceso productivo y todos estamos de acuerdo que el incremento de los ingresos de los trabajadores es clave para un mejor nivel de vida.
 
 
 
Salarios mínimos en contexto
 
Algunas preguntas surgen: ¿Cuál es la mejor vía para incrementar los ingresos de los trabajadores? ¿Realmente las regulaciones sobre salario mínimo contribuyen a mejorar el ingreso promedio?  A primera vista, parecería que un incremento del salario mínimo es beneficioso porque incrementa los salarios de los trabajadores más necesitados.  Sin embargo, la clave es crear condiciones  propicias para generar la mayor cantidad de inversiones que incremente la demanda de trabajadores.  La experiencia internacional nos indica que los trabajadores en países que presentan mejores climas de negocios presentan mayores salarios. Más aún, los países que presentan mejores climas de negocios no tienen regulaciones de salarios mínimos y los ingresos de los trabajadores son mayores, al tiempo que el desempleo es menor[1].
 
Lamentablemente, las pasiones que envuelve esta discusión implica que los principios económicos más básicos se hayan perdido en el camino y no formen parte del debate. ¿Qué sucedería si acordamos un salario mínimo de unos RD$25,000, que es el costo promedio de la canasta básica familiar calculado por el BCRD?  Aunque suena bien, una decisión de ese tipo generaría mayor desempleo e informalidad.
 
Salarios mínimos por encima de mercado y otras regulaciones que incrementan el costo laboral (no-salarial) se traducen en mayor desempleo.  Cuando los salarios por ley o regulación se definen por encima de los que surgen de la libre negociación y los costos a empleadores son altos, se desincentiva la contratación de trabajadores en la economía.  Esto penaliza principalmente a los que no tienen empleo, a los trabajadores menos calificados y jóvenes que se integran al mercado laboral todos los años; éstos no tienen voz ni voto en las discusiones entre empleadores, sindicatos y gobierno.
 
Otra consecuencia de altos costos laborales y salarios mínimos por encima de lo que trabajadores están dispuestos a percibir y empresas dispuestas a pagar es mayor empleo informal.  En la República Dominicana, el 54.8% del empleo está en la informalidad, según el BCRD.  Desde el año 2000, el empleo informal se ha expandido casi al doble del empleo formal. Tanto empleadores como trabajadores recurren a la informalidad cuando perciben que los costos de operar en la economía formal son mayores que los beneficios que ofrece.  El empleo informal tiende a ser menos productivo y, por consiguiente, los ingresos de los trabajadores informales son menores que los formales.
 
Es una realidad que mayores costos laborales (no salariales) y salarios mínimos por encima de lo que los trabajadores están dispuestos a percibir y las empresas dispuestas a pagar, ocasionan desempleo y crean un incentivo perverso al empleo informal.  Las buenas intenciones de los que promueven un mayor nivel de salario mínimo no podemos cuestionarla, pues TODOS deseamos mayor bienestar económico para los trabajadores.  En este caso, el tema sería: ¿Cómo se logran mayores ingresos de los trabajadores de manera permanente?
 
 
 
Productividad laboral
 
La única vía para incrementar los niveles salariales permanentemente es con aumentos de productividad de los trabajadores.   Al agregar mayor valor en los procesos de producción, un trabajador más productivo puede exigir un mayor nivel de salario y las empresas estarían dispuestas a ofrecer una mayor remuneración por sus servicios laborales.
 
Ahora bien, la pregunta es: ¿cómo se incrementa la productividad de los trabajadores?  Existen diferentes factores que contribuyen a un incremento de la productividad de los trabajadores:
 
 
 
1. Incremento del nivel de inversión de capital: más maquinarias y equipos permiten a los trabajadores producir más porque los ayuda en sus tareas. Es muy fácil entender cómo mejora las condiciones de un sastre cuando usa máquina de coser que una aguja e hilo solamente; la nueva maquinaria lo hace más productivo y le permite mejorar sus ingresos porque le permite hacer más camisas y, en consecuencia, vender más.  El nivel de capital acumulado en la República Dominicana es bajo porque no brinda un ambiente propicio para la inversión de capital y creación de riquezas.
 
2. Nuevas tecnologías en los procesos productivos: mejores maquinarias y equipos (bienes de capital) implica que se podrá producir más por unidad de trabajo.  Es obvio que sustituir una yunta de buey por un tractor implica un incremento de la productividad y, en consecuencia, se incrementa el ingreso del agricultor.
 
3. Mejor formación y adiestramiento profesional: una mejor educación e instrucción hace que los trabajadores puedan agregar mayor valor en los procesos productivos.  En la República Dominicana persisten bajos niveles educativos por un sistema de educación pública de muy mala calidad.
 
4. Mayor aplicación y disciplina de los trabajadores: personas más responsables y que asumen su trabajo con seriedad son más productivas que otros que no cumplen con sus labores cabalmente.
 
5. Mejores procesos organizacionales y productivos: una dirección más eficiente de los gerentes de empresas implica una mayor producción por trabajador.
 
 
 
De nuevo, la única vía para incrementar los ingresos de los trabajadores permanentemente es por medio del incremento de productividad.  Mientras más y mejor capacidad tiene un individuo de ejecutar tareas que son requeridas en los procesos productivos, mayor valor agrega.  Es decir, mientras más productivo el trabajador, mayor nivel de ingresos podrá obtener en el mercado laboral porque sus aportes son mas valorados por los emprendedores. En adición, si tiene más cantidad de equipos y maquinarias con tecnologías de punta, producen más y, en consecuencia, tienen mayores niveles de ingresos.  Es interesante pensar en un trabajador-científico en Singapur capacitado y formado para desarrollar labores muy especializadas, interactuando con maquinarias y equipos con tecnología muy avanzada; sus niveles de ingresos son elevados relativos al promedio mundial.
 
Las políticas públicas deben enfocarse en crear un ambiente propicio a la inversión y procurar un sistema educativo que prepare los jóvenes a enfrentar los retos del futuro para alcanzar sus propias metas en base al trabajo y la ética.  Ello llevaría a incrementos permanentes de los niveles de ingresos de los trabajadores por incrementos de productividad laboral.  Debemos tener claro que hasta tanto el nivel de desempleo no se reduzca, los niveles de ingresos de los trabajadores no se incrementarán en términos reales.  En este sentido, CREES ha señalado que una nueva ola de reformas económicas y sociales son críticas para promover un verdadero progreso económico con más oportunidades de emprender, generación de empleos y mayor movilidad social.
 
 
 
[1] Collado Di Franco, Miguel. (2015). El trabajador dominicano necesita un mejor clima de negocios. CREES. Recuperado de http://crees.org.do/es/art%C3%ADculo/el-trabajador-dominicano-necesita-un-mejor-clima-de-negocios
 

Últimos 5 Artículos del Autor
El tema de la responsabilidad social de los emprendedores ha estado de moda durante los últimos...
En la economía de mercado los consumidores guían las decisiones de los emprendedores, quienes c...
[Ver mas artículos del autor]


20/12 | F. Atlas invita a Cocktail de Fin de Año del Club del Progreso
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: