La indefensión de los Zarateños frente a la inseguridad
Ricardo Runza


Los ciudadanos del Partido de Zárate perciben que están indefensos frente al delito y el crimen organizado. No es sólo una percepción. Están realmente indefensos a pesar que este Partido bonaerense es un Partido privilegiado, comparándolo con otros Partidos de la Provincia de Buenos Aires y en comparación con otros distritos similares de nuestro país.
 
El Partido de Zárate tiene el privilegio que en su jurisdicción territorial o a muy poca distancia de la ciudad que lleva su nombre existe la presencia efectiva de organismos del Poder Ejecutivo Provincial y Nacional y del Poder Judicial Provincial y de la Nación que integran el Sector Seguridad de los Estados Bonaerense y Nacional, respectivamente.  Es decir que tenemos Policías, Penitenciarios, Gendarmes, Prefectos, Agentes de Inteligencia, Militares, Fiscales y Jueces muy cerca nuestro. Además de todo esto, el Partido tiene a nivel municipal (enfocado principalmente para dar cobertura sobre la ciudad de Zárate y el pueblo de Lima) un Sector Seguridad propio organizado en torno a una Dirección de Protección Urbana y una Policía Local de carácter hibrido que depende funcionalmente (pero no del todo) del Ejecutivo del Municipio y orgánicamente del Poder Ejecutivo Provincial.
 
Esta cobertura de los Estados nacional, provincial y municipal se da principalmente en la ciudad de Zárate, la zona del Partido más beneficiada pero a su vez en donde la población siente con más rigor estar indefensa, mientras que el resto del territorio casi no cuenta con la presencia del Estado y se encuentra además más lejano de las reparticiones estatales que tienen que prevenir, responder o mitigar las amenazas a la seguridad pública que impactan en todo el Partido.
 
A pesar de esta situación, la calidad de servicio que recibimos del Estado (municipal, provincial y nacional) no satisface las expectativas ni las necesidades de la población de la ciudad, de los pueblos y del área rural e isleña del Partido. El Sector Seguridad del Estado en los tres niveles falla y esto genera la indefensión de todos los ciudadanos, independientemente de donde vivan o trabajen.
 
Todo parece indicar que el sistema tiene vulnerabilidades que sobrepasan el plano de lo administrativo, lo táctico y lo operativo que supuestamente previene, responde y mitiga la inseguridad reinante en nuestro distrito.
 
Vemos como se multiplican las cámaras de video vigilancia, se aumenta los efectivos policiales, hay más fiscales y nada cambia. El Municipio aumenta su participación y asigna por sí mismo o por terceros más recursos. Los Gendarmes y Prefectos abandonan sus responsabilidades de seguridad interior y se abocan a la seguridad pública. Se ponen en la calle más patrulleros y todo sigue igual o empeora.
 
Frente al despliegue de declaraciones, el ciudadano común se siente cada vez más indefenso e impotente. NADA puede hacer para obtener más calidad de servicio por parte del Estado. A pesar de la cercanía, todo parece estar lejano. Los resortes del poder y los intereses están fuera del alcance de la sociedad, en manos de una elite política a la cual se le ha delegado TODO el poder de hacer y no pueden o no saben o no quieren hacer. La frustración resulta enorme y crece sin parar.
 
¿No será hora de dejar de hacer lo mismo que venimos haciendo desde hace tiempo sin éxito alguno? ¿No será necesario tomar en cuenta que estamos en frente de un grave síntoma de Estado fallido?
 
¿No es hora de empezar a pensar que las soluciones requieren considerar que el modelo de seguridad de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires es lo que está fallando y que éste colapso tiene su origen en el diseño del Estado vigente y en el marco legal consecuente?
 
Para contestar estas preguntas, vale la pena ver como funcionan otros modelos de seguridad en otros Estados que no fallan estructuralmente como el nuestro y yo propongo que se tenga en cuenta, por diversas cuestiones técnicas que no detallaré en este artículo: el modelo de seguridad del Estado de Florida (EEUU).
 
Entonces, tomando ese modelo, reflexiono: Si un ciudadano afro-americano o un residente latino cualquiera (inclusive un argentino) que vive en cualquier Condado del Estado de Florida puede votar -además de las autoridades tradicionales que todos los Zarateños votan- el Comisario del Condado, el Fiscal General del Condado, el Defensor Público del Condado, el Recaudador de Impuestos del Condado, el Administrador del Condado, el Tasador del Condado y los Jueces del Condado y el sistema en ese Condado que equivale a un Partido bonaerense no falla como sucede en Zárate o en cualquier otro Partido bonaerense: ¿Porque no podemos hacerlo nosotros? ¿Nuestros Funcionarios Civiles. Policías, Penitenciarios, Fiscales y Jueces no tendrían un mejor incentivo para mejorar la calidad de su servicio hacia nosotros si el control de la ciudadanía local fuera más efectivo y objetivo sobre ellos, tal como hace cualquier latino que vive legalmente en el Estado de Florida?
 
Si esto fuera posible, las cosas realmente cambiarían en materia de Seguridad para el bien común de nuestra sociedad.
 
 

Últimos 5 Artículos del Autor
La novela en torno a la creación de una nueva Policía Municipal para los Partidos Bonaerenses c...
¿Qué puede esperar un ciudadano común de nuestro planeta de las Presidencias temporarias del Co...
[Ver mas artículos del autor]


23/11 | Eloy Soneyra presenta ¨Haz bien y no miren a quien¨
27/11 | CUPOS LIMITADOS! Nicolás Márquez presenta su obra sobre el CHE GUEVARA ¨La máquina de matar¨
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: