¡Gracias Barack Obama!
Daniel Naszewski




SE VA UN PRESIDENTE DE LUJO QUE ENFRENTÓ LA HERENCIA DE GEORGE W. BUSH

¡Gracias Barack Obama!


Hola amigos y no tan amigos. Republicanos honestos, o fanáticos de la segunda enmienda y el Tea Party. Demócratas idealistas versus quienes se hacen los progresistas, que los hay como aquí. Pragmáticos enamorados de la frivolidad exagerada de la serie Scandall (veasé Netflix), amantes de los carpetazos al estilo del agotado kirchnerismo (¿será un invento argentino?). Desalentados de la política y de todos los políticos, frustrados, optimistas, enojados, agotados y hasta temerosos, descreídos del futuro, en pleno siglo de la incertidumbre y el calentamiento global. Todos. 
Y por supuesto, globalizadores y antiglobalizadores pasionales, que nunca se tomaron el trabajo de leer a los clásicos de la economía para descubrir que el planeta es pequeño, que somos todos vecinos y hermanos, y que debemos especializarnos en lo que mejor sabemos hacer para que el mundo sea más competitivo y nos permita a todos consumir más y mejor. Todo eso, conservando nuestra historia, nuestro pasado, nuestra personalidad. Proteccionistas, abstenerse, vuelvan al siglo XX, de la mano de Donald Trump.
El tema es despedir con honores de estadista a Barack Obama, el primer presidente negro de los Estados Unidos, que heredó una crisis económica de proporciones que le dejara el republicano George W. Bush en enero de 2009 y entregará la presidencia, 8 años después, a quien triunfe en las elecciones que se efectuarán en pocos días, con una economía que funciona.  
No es poco. Luego de la explosión de la burbuja inmobiliaria hacia 2007/2008, muchos pronosticaban para los Estados Unidos una depresión del tamaño de los años 1930. Pero Obama se irá, en cambio, con un desempleo que hoy es de 5,0%, la mitad de lo que provocó la explosión de las hipotecas subprime alimentada durante la presidencia de George W. Bush, una muy baja inflación rondando 1% anual y un déficit fiscal bajo control rondando 3% del PIB. Y una economía que en el pasado tercer trimestre acaba de anunciar un crecimiento de 2,9% anualizado... 
Todo esto luego 8 años turbulentos, con un partido republicano que no lo dejó gobernar ni se responsabilizó por la crisis financiera, económica y social que desencadenó, con pronosticadores del Apocalipsis que anunciaban la caída del "imperio" americano, con bancos e industrias que caían y con un impacto global de proporciones épicas.
Pero Obama les ganó y no defraudó a los norteamericanos. Entregará a su país mucho mejor que como se lo dejaron quienes, en estos 8 años, no pararon de criticarlo...


@@@@@@@@@

...Caminaba por un bonito parque de New Jersey con mi pequeña nieta, de la mano, mientras que Paltrow la tenía de su otra mano. Esto fue hace muy pocos meses, en que fuimos a visitar a la familia y disfrutamos más de esas caminatas que de tomarnos el subway hasta Niúiork para pasear por el Central Park, y hasta de ir de visita a la Calle de la Pared, en donde por muchos años Patricia Paltrow (un amo del universo en versión mujer, o muy mujer) se dedicara a comprar y vender stocks y bonitos, manejando su querido banquito de Wall Street.
Ibamos recorriendo autopistas para llegar a tantos lugares sorprendentes que aparecen por todos lados, visitando shoppings, comiendo hamburguesas o camarones con fideos en Olive Garden, cargando nafta a u$s 1,90 el galón (más de 4 litros), y en todos lados nos encontrábamos con gente ordenada, respetuosa, y asombrosos sitios como los que uno se encuentra por todos los EE.UU.

Lo que más disfrutamos, además de mi nieta, obvio, fue una visita a Filadelfia, en donde los Padres Fundadores de las trece colonias firmaron el 4 de julio de 1776 la declaración de la Independencia, y más tarde la Constitución de los Estados Unidos de América. 

Hombre Electrónico cubriendo una antigua noticia que cambió 
al mundo, emocionado al frente del Independence Hall
protegido por George Washington. 

No fue poco. Aquel día de 1776 el país que nacía no sólo declaraba la independencia de Inglaterra, sino también, el rechazo a la monarquía como forma de gobierno, con lo que, sin querer o deliberadamente, sentaron las bases para la construcción de una moderna democracia. Dicho simplemente, el "divorcio" con Inglaterra no sólo provocó la creación de un nuevo país, sino de una nueva forma de gobierno que sentó las bases institucionales para la democracia. De allí, puede decirse que murió el feudalismo y empezó a nacer el capitalismo. Y así, democracia y capitalismo, juntos, se convirtieron en dos instrumentos potentes para llevar al mundo a una época de progreso basada en la competencia (de creación de ideas, innovaciones y producción). Ya se sabe, en un entorno pluralista en donde se permite el pensamiento libre y diferente, florece lo mejor del ser humano. Como lo imaginó Steve Jobs: think different...

La cálida visita de Barack y Michelle Obama a la Argentina,
 en momentos en que el país necesitaba volver al mundo.  

Algo más de dos siglos después de aquel 4 de julio de 1776, el resultado de ello fue que en los últimos 8 años aquel país de librepensadores (con más ideas que ideologías) llevó al gobierno al primer presidente negro de su historia, quien a principios del año 2017 dejará su segundo mandato constitucional y traspasará  el poder por 4 u 8 años al candidato presidencial que elijan los ciudadanos de los Estados Unidos, sospecho que con más sentido común de lo que muchos creen. Por supuesto que Obama asistirá a la ceremonia, respetuosamente, aunque no gane la candidata de su partido, Hilary Clinton. Así funcionan allí las instituciones. Y a ningún presidente o ex presidente norteamericano se le pasaría por la cabeza encapricharse y no asistir a la ceremonia, aunque gane el candidato que no le gusta, incluso en el caso de Donald Trump, quien ha maltratado bastante a Barack Obama quizá por no ser rubio y de ojos azules ni haber nacido en cuna de oro.



¡Gracias, Obama¡

Pero me pregunto si en la vorágine en que viven hoy, a una semana de unas elecciones cruciales, alguien se acordará de agradecerle a Barack Obama sus patrióticos servicios prestados. Se lo merece como pocos, pese a que los republicanos seguirán criticándolo por sus ideas y sus supuestamente "regulares" resultados económicos. 


¡Gracias, Obama¡


Hay que decir varias cosas que explican que la Presidencia Obama terminará siendo una gran presidencia de los Estados Unidos, aunque no todos se lo agradezcan, desmemoriados, un poco mezquinos, otro poco racistas y todos con más ideologías que ideas. 
Ante todo, cuando George W. Bush le entregó la presidencia a su sucesor, le estaba entregando un país con al menos dos tipos de problemas muy graves. El primero, las guerras llevadas a cabo por su administración como respuesta al ataque criminal a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001. La polémica seguirá por años, pero más y más gente se sigue preguntando si los verdaderos enemigos responsables del ataque a las torres gemelas fueron Afganistán, en donde se escondía Osama Bin Laden luego de asesinar en una sola mañana a más de 3.000 personas inocentes, o lo era también Irak, país que fue incluido entre los culpables por la administración de George W. Bush, bajó la polémica denuncia de que allí había armas químicas de destrucción masiva que debían eliminarse. Todo aquello, entre otras persecuciones a muchos musulmanes seguramente inocentes, generó a los Estados Unidos una imagen internacional muy negativa y antipática que los alejó del mundo y los encerró en en una nación a la defensiva.  


¡Gracias, Obama¡

Al problema de la equivocada y poco efectiva respuesta del gobierno republicano de Gorge W. Bush al sin duda bárbaro ataque a las torres gemelas, con los costos económicos de estas guerras, debe sumarse la profunda crisis financiera que Bush le dejó a la siguiente administración, relacionada con el auge de las hipotecas subprime, que fue consecuencia de la burbuja inmobiliaria creada en los Estados Unidos en los años siguientes a la tragedia de las Torres Gemelas, como consecuencia de una política monetaria y fiscal que se combinaron para generar un auge económico que terminó tanto en la burbuja inmobiliaria como en un sector financiero con un bajo nivel de regulaciones y un mercado de capitales que casi duplicó el precio del índice Dow Jones entre fines de 2003 y fines de 2007, mostrando que la burbuja también había llegado al sector financiero. 




Cuando se desencadenó la crisis de 2007/2008, en los finales de la administración Bush, la economía ingresó en un shock económico que duplicó el desempleo llevándolo a 10%, y aumentó el déficit fiscal a nada menos que 9,8% del PIB en el año 2009. El porcentaje de la deuda pública en relación al PBI subió de 64,8% en el 2007 (en los inicios de la crisis) a 76% en el año siguiente y 87% en 2009. Y siguió subiendo, ya que ese fue uno de los "precios" que debió pagar Barack Obama, junto a una política monetaria de híperliquidez, para evitar que la economía norteamericana ingresara en una crisis que, según muchos expertos, podría tener la magnitud de la crisis de 1930 si no se hacía algo, y rápido. 



El Presidente Barack Obama, y el flamante presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, lograron con una política monetaria y fiscal acertadas, con estímulos muy fuertes de tipo keynesiano, evitar que esto ocurriera. Aunque los republicanos, por aquellos días en que cayeron bancos antiguos y prestigiosos como Lehman Brothers, siguieron sin reconocer su enorme responsabilidad en la crisis de las hipotecas y en todo lo que vino después.

Los grandes números con que Obama dejará la economía cuando entregue el poder a quien gane las próximas elecciones, en cambio, son una tasa de desempleo de 4,9%, y bajando, un déficit fiscal de 3,2% del PIB luego de haberse triplicado al principio de su presidencia como consecuencia de la crisis financiera en que George W. Bush dejó sumida a la economía y una tasa de crecimiento económico de 2,9% anualizada, y creciendo, en el III trimestre de 2016. 
Y claro, una inflación anual rondando sólo 1% a pesar de que la Reserva Federal de los EE.UU. decidiera bajar a 0,25% anual las tasas de interés de los fondos federales al promover los famosos estímulos monetarios cuantitativos (QE1, QE2...) para generar una elevada liquidez que apuntó a evitar que la economía ingresara en una depresión como la de 1930... 
De paso, Obama deja a los Estados Unidos como un gran productor de petróleo que hoy compite con Arabia Saudita y Rusia, siendo estos tres países hoy los primeros tres productores en un mundo en que sobra el petróleo, EE.UU logró el autoabastecimiento energético y el precio del barril se ha derrumbado por debajo de 50 dólares. Y nada indica que vaya a recuperarse en un mundo que va derecho hacia la producción de energías limpias con recursos más sanos y renovables.  


 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


27/11 | CUPOS LIMITADOS! Nicolás Márquez presenta su obra sobre el CHE GUEVARA ¨La máquina de matar¨
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: