Análisis de la guerrilla
Gabriel Boragina



¿Qué es realmente la guerrilla? ¿Cuáles fueron sus orígenes? ¿Cómo ha actuado en la historia? ¿Cómo reconocerla en el presente? Vamos a destinar algunas líneas a estudiar este fenómeno que sigue dando que hablar en varios lugares del planeta, especialmente en Sudamérica, y más particularmente en la Argentina. Empecemos con una definición de un autor cuya posición frente a la guerrilla es -cuando menos- ambigua:
"Expresión de origen hispano, que ha sido receptada por diversos idiomas, inclusive el inglés, para designar la guerra irregular."[1]
Implica pues un contexto de guerra entre fuerzas regulares e irregulares, de donde el primer elemento a tener en cuenta es que existe un estado de guerra. Lo que nos lleva a definir este último:
"Estado de guerra. Situación que se produce entre dos o más Estados cuando sus relaciones normales y amistosas, representativas de un estado de paz, son rotas para dar paso a un conflicto bélico como medio de dirimir sus diferencias. Hasta donde pueda hablarse de normas jurídicas derivadas o aplicables a la guerra, la ruptura de la paz origina derechos y obligaciones (más teóricos que reales) no solo entre los países beligerantes, sino también entre éstos y los neutrales. En el orden interno, situación excepcional que obliga a la autoridad civil, según previsiones legislativas, a resignar sus atribuciones en la militar, ante grave anormalidad de orden público, frente a amenaza bélica o ante rebelión o sedición poderosas y ante actos de terror o desobediencia contra el orden legal o de hecho establecido (Dic. Der. Usual). (V. ESTADO DE EMERGENCIA y DE SITIO.)"[2]
El primer escenario puede implicar o no la aparición de guerrilla en supuesto de invasión y ocupación de territorios. Generalmente, en estos casos de conflicto internacional, surge como grupo de apoyo al ejército oficial del país agredido, o bien como única fuerza (siempre irregular) que trata de resistir al país agresor. Como veremos luego, estos fueron los comienzos del fenómeno guerrillero. En el orden interno, la guerrilla da lugar -o forma parte de- la "situación excepcional que obliga a la autoridad civil, según previsiones legislativas, a resignar sus atribuciones en la militar" para restituir el orden legal o de hecho establecido y perturbado por la guerrilla. En el siglo pasado, el fenómeno guerrillero degeneró en grupos marxistas leninistas que –al menos en Latinoamérica- trataron de tomar el poder por vías violentas. En Argentina, y ante la extrema ferocidad de los ataques guerrilleros que arremetían sin piedad contra sus víctimas indiscriminadamente -tanto militares como civiles- el gobierno constitucional de Isabel Perón se vio obligado a ordenar a las FFAA a que proceda con el exterminio total de la guerrilla
"Históricamente, son muchos los ejemplos de grupos reducidos de combate, generalmente en función defensiva de un territorio conquistado por el enemigo, que se baten en acciones rápidas, sorpresivas, heterodoxas del punto de vista militar clásico. Buenos conocedores del terreno, explotando sus anfractuosidades o la densa vegetación, es frecuente que un grupo decidido de guerrilleros tenga en jaque a poderosas fuerzas regulares. Recursos de este tipo emplearon los galos y los germanos contra César. Sin embargo, el primer "guerrillero", al estilo moderno, puede haber sido Francis Marión, el "Zorro del Pantano", que luchó por la independencia norteamericana.”[3]
Originariamente, y en épocas remotas, la guerrilla tenía una función defensiva frente a la invasión y eventual ocupación de un territorio por parte de un ejército agresor extranjero. Más adelante en el tiempo, esta función pasó de ser defensiva a convertirse en ofensiva, y el objetivo de la guerrilla se concentró dentro de las fronteras de su misma nación pero con el definido propósito de derribar al gobierno de turno de su propio país y establecer un régimen violento que -por la fuerza- despojara del poder a las autoridades legítimamente constituidas. En el pasado (al que se refiere la cita transcripta) la guerrilla encontró su "justificación" como forma de resistencia contra una potencia extranjera que agrediera a otra nación pacífica. En tal sentido, procedían como legitimas fuerzas defensivas frente al extranjero invasor. En el momento en que la guerrilla cambia de signo (de defensiva a ofensiva) se revela la aparición de una precisada ideología de origen marxista en sus distintas variantes conocidas (leninista, maoísta, trotskista, guevarista, etc.). Argentina sufrió el ataque criminal de las guerrillas en la década del sesenta y –acentuadamente- en la siguiente.
"Durante las campañas napoleónicas en España, diversas partidas de patriotas combatieron a los franceses en forma de "guerrillas". El término tuvo su origen en estas campañas, y fue adoptado inclusive por las fuerzas de Wellington. Desde entonces, las guerrillas se extendieron como método bélico eficiente, sin que interese el signo político que las asumiera. Cabe consignar que las primeras —los campesinos en la Vendee, o las mismas de españoles o rusos contra Bonaparte—, fueron reaccionarias y legitimistas. Sin embargo pronto cambiarían de signo, para ser, en el presente, patrimonio primordial de grupos de izquierda."[4]
Su aparición, pues, coincide con épocas de gran violencia internacional, caracterizada por guerras y frecuentes invasiones de países, generalmente nacidas de los deseos megalómanos de reyes, emperadores y monarcas ávidos de conquista por el asedio mismo, como fue el caso citado de Napoleón. En este punto es importante aclarar que las guerrillas se conducían como fuerza de apoyo al ejército regular del país atacado u ocupado. O bien operaban cuando las fuerzas regulares claudicaban o se rendían frente al invasor foráneo.
La guerrilla -en la antigüedad- estaba inspirada por un sentimiento nacionalista que fue perdiendo paulatinamente hasta convertirse en otro internacionalista de inspiración marxista, por el cual sus elementos entendían que debía extenderse la guerrilla a todo el mundo, con el objeto de imponer mediante la violencia la revolución proletaria o de los trabajadores. De tal suerte, el cambio de signo ideológico hacia la izquierda de los grupos guerrilleros se dio en el siglo XX, en el que la guerrilla adopta la corriente marxista-leninista-maoísta-trotskista-guevarista y bajo este credo emprenden del lucha armada por la conquista del poder político en cada uno de los países en los cuales operaron.


[1] Dr. Horacio J. Sanguinetti. Voz "Guerrilla" en Enciclopedia Jurídica Omeba. Apéndice 2 Letra G
[2] Ossorio Manuel. Diccionario de Ciencias Jurídicas Políticas y Sociales. -Editorial HELIASTA-1008 páginas-Edición Número 30-ISBN 9789508850553 pág. 155-156
[3] Dr. Sanguinetti, H. J. Op. Cit. Ídem.
[4] Dr. Sanguinetti, H. J. Op. Cit. Ídem.
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


27/11 | CUPOS LIMITADOS! Nicolás Márquez presenta su obra sobre el CHE GUEVARA ¨La máquina de matar¨
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: