En educación el presupuesto no lo es todo
Edgardo Zablotsky

Ph.D. en Economía en la Universidad de Chicago, 1992. Ejerce los cargos de Profesor Titular y Vicerrector de la Universidad del CEMA. En Noviembre 2015 fue electo Miembro de la Academia Nacional de Educación. Miembro del Consejo Académico de la Fundación Atlas para una Sociedad Libre. Consultor y conferencista en políticas públicas en el área educativa, centra su interés en dos campos de research: filantropía no asistencialista y los problemas asociados a la educación en nuestro país.



Semanas atrás el ministro de Educación, Alberto Sileoni, destacó la decisión del Gobierno nacional de incrementar desde 2003 la inversión en educación, aunque remarcó que ver esas mejoras en los resultados es un proceso que lleva años y habrá que seguir trabajando en esa dirección: “Recién llegamos al 6.4% del PBI hace dos años. Países como Corea o Finlandia empezaron sus reformas en 1960. No es posible en dos años pretender que los resultados sean los de otros países que vienen llevando adelante este proceso desde hace mucho”.

Es claro que Corea o Finlandia, líderes mundiales en educación, llevan años invirtiendo en el área, pero como bien señala BBC News, ningún otro país europeo ha progresado tanto, desde 2000 a la fecha, como lo ha hecho Polonia, quien invierte en educación alrededor del 5% de su PBI. Zbigniew Marciniak, Ministro de Educación polaco en el 2000, señala que Polonia utilizó la información provista por la primera ronda de exámenes PISA, llevada a cabo en ese entonces, para dar impulso a la reforma lanzada en 1999: “ Sabíamos que teníamos problemas, pero la primera ronda de exámenes PISA nos mostró la magnitud de los mismos ” y agregó: “PISA nos mostró que muchos de nuestros chicos olvidaban a los 15 años lo que habían aprendido en la escuela primaria”. En 1999, Polonia modificó el programa de estudios, el sistema de evaluación de los alumnos y los niveles mínimos que se les exigía. También cambió la formación y carrera docente: todo maestro debe superar cada una de las etapas de la carrera pedagógica, llegando al grado de profesor catedrático sólo los mejores docentes.

Tres años después, en la ronda de PISA 2003, Polonia mostró una clara mejoría, la cual se corroboraría en las rondas 2006 y 2009. HoyPolonia es un ejemplo de cómo un país pudo revertir su realidad educativa, reduciendo drásticamente el número de estudiantes de bajo rendimiento a pesar de invertir en educación menos que países mucho más ricos.

La inversión en educación es importante, pero no lo es todo. Mientras en nuestro país la educación sea tapa de los diarios por los días de clase perdidos por paros docentes, por la presencia de agrupaciones políticas que realizan actividades en escuelas primarias, por las tomas de colegios por parte de alumnos que impiden su propia educación, y por otros tantos temas distantes de la calidad educativa y la exigencia académica, el pronóstico no puede ser sino sombrío.

El próximo 3/12 se harán públicos los resultados de los exámenes PISA 2012.

Algunos países como Polonia, utilizarán la información para continuar trabajando en la mejora de su sistema educativo; ojalá hagamos lo mismo y no sigamos cuestionando el funcionamiento de la balanza, cuando todo nos lleva a pensar que estamos excedidos de peso.

 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


20/12 | F. Atlas invita a Cocktail de Fin de Año del Club del Progreso
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: