¿Los chavistas argentinos se “UNEN”?
Agustín Laje
Escritor. Galardonado con el Premio a la Libertad 2012, otorgado por Fundación Atlas para una Sociedad Libre.


Una de las noticias políticas más relevantes de la semana ha sido el lanzamiento oficial del Frente Amplio UNEN, ese conglomerado político que, habiendo sido estrenado con relativo éxito en las elecciones legislativas del año pasado, buscará ahora presentarse como alternativa no peronista al kirchnerismo de cara al 2015.

Hay, no obstante, un engaño fundamental en el discurso político de UNEN. Y es que, bajo la mascarilla de la “renovación política” y de una adscripción no-peronista que aseguraría la nota del cambio político sustancial en la Argentina, se podría hallar un intento por conservar los fundamentos ideológicos que son consustanciales al “socialismo del Siglo XXI” y, por tanto, al kirchnerismo.

El engaño estriba, de esta forma, en confundir cultura política con ideología política. En efecto, sería errado intentar adjudicar al peronismo un contenido ideológico concreto si por tal cosa entendemos un conjunto de ideas más o menos coherentes y homogéneas respecto del ordenamiento social y su deber ser. El peronismo no es ideología, pues en su seno habita un conglomerado de ideas de distintas procedencias, antagónicas y contradictorias entre sí, junto a una fauna de la más variada estirpe.

El peronismo es, en todo caso, un fenómeno de la cultura política argentina. No es fin − como la ideología− sino medio. No confiere principios, sino instrumentos. Y en este orden de cosas, decir que existe una alternativa no peronista al kirchnerismo es simplemente decir que existe un partido que intentará alcanzar el poder con arreglo a otros medios e instrumentos. Nada más que ello. Pero lo fundamental, y aquí reside el engaño, es: ¿Y qué hay de las ideas?

Responder a tal interrogante implica preguntarse quiénes integran UNEN y cuál es su perfil ideológico. En lo que a partidos y organizaciones políticas refiere, la coalición en cuestión está compuesta esencialmente por Proyecto Sur, Coalición Cívica, Libres del Sur, Frente Amplio Progresista (FAP) y Unión Cívica Radical (UCR). Pero en términos de las personalidades más destacadas de las distintas vertientes, podemos decir que en UNEN confluyen personajes como Pino Solanas, Elisa Carrió, Victoria Donda, Humberto Tumini, Hermes Binner, Julio Cobos, Ernesto Sánz, Margarita Stolbizer, entre varios otros.

Si bien existe un claro denominador común en cuanto a que todos los mencionados están ubicados ideológicamente desde la centro-izquierda hacia la izquierda extrema, es dable subrayar que precisamente en esta distancia entre unos y otros se dan los matices que terminan reflejados en sus posiciones respecto del populismo. La figura más comprometida con los valores republicanos dentro del conglomerado de marras es, en este sentido, Elisa Carrió y, posiblemente, algunos de los dirigentes radicales.

Pero salvando de generalizaciones improcedentes a estas figuras y otras pocas tales como Fernando Iglesias, lo cierto es que el grueso de aquellos que conforman UNEN responden a los dictados del “socialismo del Siglo XXI” como miembros del Foro de Sao Paulo (entidad fundada por el castrismo tras el derrumbe de la URSS con el objeto de elaborar una nueva estrategia socialista para la región)  y, por consiguiente, han sido y son fervientes chavistas y en algunos casos hasta maduristas. Veamos algunos casos concretos a los efectos de ilustrar mejor la cuestión.

Empecemos por Victoria Donda, ex militante kirchnerista cuyo ingreso a la política estuvo dado por su condición de hija de desaparecidos (es algo así como la versión femenina de Juan Cabandié). Como buena difusora del dogma setentista, Donda se ha encargado de reivindicar a la guerrilla terrorista de los años ’70 e, incluso, ha escrito un libro al respecto que, según aseguran muchas fuentes, lo escribió en verdad el ex montonero Horacio Verbitsky y Victoria simplemente se limitó a firmarlo. Pero comoquiera que esto haya sido, lo cierto es que la cercanía política e ideológica de Donda con el chavismo ha sido expresada por ella misma un sinnúmero de veces a través de su propio Twitter, desde el cual manifestó todo su apoyo al caudillo venezolano, por ejemplo, en 2012, cuando éste era enfrentado en las urnas por Capriles. En reportaje concedido a la radio Vórterix, Victoria Donda confesó: “Yo hubiera votado a Hugo Chávez”. Y en 2013 lloró desconsolada su muerte, por supuesto.

Humberto Tumini, dirigente de Libres del Sur, fue miembro de la organización terrorista Ejército Revolucionario del Pueblo en los años ´70. Hoy es un dirigente ultraizquierdista maravillado, como no podía ser de otra manera, con Hugo Chávez y su legado político e ideológico en la región. En 2004 escribió un artículo para Patria Libre Argentina −en ocasión de una victoria electoral de Hugo Chávez− titulado “Las enseñanzas de Venezuela”, en el cual anotaba cosas como: la victoria chavista “tiene implicancias de carácter estratégico para Venezuela, para Latinoamérica, y también, claro está, para nuestra República Argentina”; la victoria chavista es un “duro revés del intervencionismo imperial norteamericano y del propio Bush en persona”; en el plano nacional argentino es una victoria porque “fortalece al Presidente Néstor Kirchner, que tuvo la valentía de invitar a su par venezolano en tres oportunidades en lo que va de su mandato”.

Libres del Sur, la organización de la que son parte Donda, Tumini, entre otros componentes ultraizquierdistas, nacida al calor del Frente para la Victoria pero luego emancipada de él, se ha posicionado recientemente en favor de la violación a los Derechos Humanos perpetradas por la dictadura izquierdista de Nicolás Maduro. Así lo han expresado en el comunicado titulado “Libres del Sur ante los acontecimientos de Venezuela” del 11 febrero 2014 donde, entre otras cosas, se afirma que “no tienen ninguna justificación la utilización de métodos que buscan la desestabilización del gobierno y que claramente llaman a derrocarlo”; califica como “gobiernos progresistas” tanto al de Chávez como al de Maduro; y cierra sin dejar lugar a duda de su adscripción a la tiranía bolivariana: “Desde Libres del Sur de Argentina, reafirmamos nuestro apoyo al gobierno constitucional encabezado por el Presidente Nicolás Maduro”.

Claudio Lozano, al igual que Tumini, también estuvo vinculado a organizaciones terroristas de los ´70. Primero, como miembro de la UES y de la JUP, estructuras de fachada de la guerrilla montonera. Después, como integrante de la Juventud Guevarista, fachada del Ejército Revolucionario del Pueblo. Hoy, en cambio, hace política desde Unión Popular tras haber roto con el Frente Amplio Progresista. Lozano no engrosa UNEN, pero ha estado sumamente vinculado a Binner y a Solanas. El dirigente de derecha liberal Carlos Maslatón viajó rumbo a Venezuela con ocasión de la muerte de Chávez y testimonia que, en el mismo vuelo, estaban Lozano, Solanas y una gran cantidad de elementos kirchneristas (como Milagro Sala) que iban a llorar y despedir a su caudillo regional. En esa ocasión, Lozano salió a decir en los medios: “América Latina llora la muerte de un líder regional. Chávez supo plantarse ante los EEUU y supo ser clave en la estrategia contra el ALCA, además de levantar las banderas de la integración y de la necesidad de una nueva sociedad… el vacío que deja en la región no tiene más sucesión posible que la de profundizar el entretejido político y social de nuestros pueblos”.

Cabe destacar que Fernando Pino Solanas ha sido invitado en varias ocasiones a discursear devaneos revolucionarios en los foros políticos llevados a cabo en Caracas, en donde el cineasta cantó loas a los dictadores Fidel Castro y Hugo Chávez. Solanas se ha ganado, a raíz de tantos cumplidos, el derecho de ser beneficiario de amables reportajes en Telesur −el canal estatal chavista que tomó de modelo el kirchnerismo para su Canal 7−, en los cuales llegó a defender el cierre del canal opositor RCTV alegando que es potestad “del Estado soberano dentro de su legalidad y de sus atribuciones decidir no renovar una concesión, eso no es una medida autoritaria”. Claro que Solanas prefirió obviar el hecho incontrastable de que la no renovación obedecía a motivos estrictamente políticos y, por lo tanto, autoritarios.

En YouTube, asimismo, puede encontrarse un despampanante video en el que Solanas registra con su cámara fragmentos cuidadosamente seleccionados del viaje que hizo a Venezuela con el objeto de despedir los restos de Hugo Chávez, titulado “La emotiva despedida de Solanas al presidente Chávez”. Además de ensalzar la figura del difunto tirano, el video de Solanas busca promocionar la candidatura de Nicolás Maduro.

Sirva este pequeño repaso de algunas de las figuras de UNEN como botón de muestra para estar bien alertas respecto de quienes, bajo una máscara no peronista y de supuesta “renovación”, pretenden posicionarse como la “alternativa” al kirchnerismo siendo, en honor a la verdad, más de lo mismo: socialismo del Siglo XXI.
 

Últimos 5 Artículos del Autor
Murió la Unión Soviética, pero Fidel Castro sobrevivió. Murió Fidel Castro, pero su mitología p...
Antes de que Mauricio Macri asumiera como Presidente, en lo que fue la última emisión de 678 ba...
La interrogante fundamental de las elecciones presidenciales venideras, que empieza a aparecer ...
[Ver mas artículos del autor]


20/12 | F. Atlas invita a Cocktail de Fin de Año del Club del Progreso
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: