101 años de la revolución bolchevique: El horror del totalitarismo
Daniela Araque
Participante del Programa de Jóvenes Investigadores y Comunicadores Sociales 2018 de Fundación Atlas para una Sociedad Libre. Venezolana residente en Argentina.




Hace 101 años, se alzó la bandera de la revolución en Rusia, pese a que algunos autores intentan idolatrar lo que en realidad fue un baño de sangre, a continuación detallaremos brevemente cómo se instauró la revolución y cuáles fueron sus consecuencias.
 
Tras finalizar la primera guerra mundial, Rusia estaba gobernada por la dinastía Romanov, quienes ya en 1905 habían frenado un intento de revolución, sin embargo, en 1917 tras una huelga general el zar es obligado a abdicar, (meses después lo asesinan junto a su familia). Se proclama un gobierno provisional que pierde el poder cuando Lenin y Trotsky toman el palacio de invierno.
 
Así comienza la revolución de octubre, por la vía armada, prometiendo pan y paz a un pueblo que estaba siendo azotado por la primera guerra mundial. El objetivo de Lenin claramente era llevar esta revolución más allá de las fronteras rusas, de ahí que el idioma oficial no fuese el ruso sino el alemán y su política de anexión de territorios. Así lo describe Hobsbawm:
 
La guerra condujo a la nacionalización de todas las industrias a mediados de 1918 y al «comunismo de guerra», mediante el cual un estado bolchevique en pie de guerra organizó su lucha a vida o muerte frente a la contrarrevolución y a la invasión extranjera, y se esforzó por obtener los recursos necesarios para ello.
 
Las consecuencias no tardaron mucho, la política económica adoptada por Lenin dejó un saldo de 7 millones de personas muertas por hambrunas y epidemias. Tal desastre obligó a Lenin a retractarse.
 
Represión de Tambov
 
Como los campesinos se negaban a ceder sus granos a los bolcheviques se organizaron en lo que fue la rebelión de Tambov, no tenían una organización sólida, atacaban a los oficiales rojos encargados de requisar los granos y reprimir a los aldeanos. La respuesta por parte del gobierno de Lenin no demoró, 240.000 personas fueron asesinadas.
 
Masacre de Katyn
 
Recién en 2010 el parlamento ruso reconoció que Stalin ordenó el fusilamiento en el bosque de Katyn en 1940, así lo reseña el diario El País:
 
A 14 kilómetros al oeste, en el bosque de Katyn, los nazis descubrieron los restos de más de 4.000 polacos, en su mayoría oficiales. Pero esta era una pequeña parte de los más de 20.000 militares apresados en Polonia y traídos a territorio soviético. El resto fue ejecutado en Kiev, Járkov, Jersón (Ucrania), Minsk (Bielorrusia) y en la cárcel de Kalinin (hoy Tver).
 
Durante años la versión oficial había sido que esta matanza había sido obra de los nacionalsocialistas, incluso actualmente hay quienes afirman que el hecho de que el permiso para realizar los fusilamientos haya sido firmado por Stalin no es una prueba contundente y atribuyen dicha carta a Goebbels.
 
El gobierno polaco no se quedó de brazos cruzados y en 2012, fue reconocido como un crimen de guerra por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
 
Holodomor
 
Durante la dictadura de Stalin, los soviéticos se dedicaron a expropiar los cereales, el pan, las patatas y otros insumos en Ucrania, hasta entonces conocido como el “granero de Europa”.
El fin de Stalin era poder incluir a los campesinos Ucranianos en las granjas colectivas, de manera que dejaran de producir para sí mismos y comenzarán a producir para los soviets, por esta razón le expropiaron sus tierras y se vieron obligados a trabajar largas jornadas sin ninguna retribución.
Algunos autores afirman que no solo se trataba de un objetivo económico sino político: exterminar al pueblo ucraniano. Así no se rebelarían ni intentarían formar una nación ucraniana.
El resultado fue el asesinato de aproximadamente cuatro millones de ucranianos en tan solo dos años. Algunos sobrevivientes relatan cómo veían personas simplemente desmoronarse en el suelo, como sobrevivieron gracias a que su familia había escondido algunos granos, ver a la gente perder cada vez más peso hasta fallecer.
Vale mencionar que no fueron solamente los ucranianos quienes padecieron esta suerte, pasó lo mismo con los tártaros, los kazajos, y otros pueblos que estaban bajo el régimen comunista.
 
Masacre de Nemmersdorf
 
Igual que con el caso de Holodomor, los soviéticos acusaron a los nacionalsocialistas por la masacre de Nemmersdof, en la que el ejército rojo, violo, asesino y crucificó a civiles alemanes, belgas y franceses. Pese a que se pidió ayuda para evitar la masacre pensaron que era una propaganda de guerra de los nazis y no detuvieron al ejército rojo.
 
Ver las fotos de personas enterradas en fosas comunes, asesinadas y tiradas en medio de las calles o abandonadas en los bosques, personas dejando de ser personas para convertirse en fantasmas ambulantes o en caníbales, leer los relatos de las personas cuyas vidas fueron marcadas por el totalitarismo es algo que claramente me mueve, porque este es el modelo que siguen quienes tienen el control de mi país, la hambruna, la represión, la persecución, la expropiación, el terror, no fueron solamente usados por los soviéticos, también por los maoístas, por los castros y ahora son parte de quienes promulgan el socialismo del siglo XXI.
 
Espero que no sigamos repitiendo esta historia, que sepamos ver el daño que puede hacerle a una sociedad seguir ideas colectivistas, explotar a unos en nombre de otros, vanalizar la dignidad humana, que mientras mayor es el poder del Estado más oprimidos

 
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


17/11 | Universidad El Cato en Guatemala
03/02 | Webinar: Mises y la Escuela Austríaca de Economía
13/07 | Freedom Fest 2020 - Las Vegas


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: