¿Cuál es el muro más bonito?
Osvaldo Rolleri Aragón
Investigador, especializado en Seguridad. Corresponsal desde España de Fundación Atlas para una Sociedad Libre.



 
Desde hace un tiempo, se habla solo del muro que Trump quiere construir para evitar el ingreso de ilegales en Estados Unidos por la frontera sur, que trae más problemas que soluciones. Pero poco se habla de que Bill Clinton en 1994 fue quien comenzó su construcción, en ese entonces los demócratas aplaudían el proyecto. Como se aprecia, US se está convirtiendo (casi) en un país latinoamericano, donde la oposición rechaza lo que vitoreaba cuando era gobierno.
 
MUROS
Además del Muro de Berlín, donde quien lo intentaba cruzar era asesinado por el ejército ruso con la anuencia del mundo; hay otros. En España, existen en Ceuta y Melilla, para evitar la invasión masiva de africanos. Entre Israel y Cisjordania existe otro que comenzó en el año 2002 para resguardar a los israelíes. Irlanda del Norte comenzó hace 40 años la construcción de un muro en Belfast para evitar la violencia entre católicos y protestantes. También entre Corea del Norte y del Sur hay uno, con el riesgo de ser ejecutado quien intente escapar del Norte. Entre Arabia Saudita e Irak, otro. Uno más en el Sahara occidental construido por Marruecos, también hay un muro en Chipre, que separa a grecochipriotas y turcochipriotas, desde 1964. Otros entre: India y Pakistán, Kuwait e Irak,  y en Uzbekistán para evitar el ingreso de insurgentes. Nadie informa sobre ellos, ni los critica. Peña Nieto, presidente de México, declaró la construcción de un muro fronterizo en el sur para evitar la llegada de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños, y no fue atacado por ello.
 
NUEVO MURO
Ahora, hay uno nuevo del que nadie habla, ¿quién lo construyó? Rusia. En dos años, con sensores de alta tecnología, separó la Península de Crimea de Ucrania, y no voy comentar que le sucede a quien se acerque al muro, la historia rusa tiene sólidos antecedentes para disuadir a quien intente acercarse. El mismo se ha construido en tiempo record, sin ninguna crítica de los organismos de derechos humanos, ni notas críticas del periodismo de ningún país del mundo.
 
ANÁLISIS
Es llamativa la diferencia en el tratamiento informativo, que se le da al muro que quiere terminar Trump, y a los otros muros; en especial los construidos por países con ideología de izquierda y totalitaria. Como he comentado en otras notas, ellos tienen libertad para no tolerar nada (Marcuse) y para matar sin ser criticados. Trump ha planteado, entre otras ayudas, apoyo sanitario para quienes lleguen al muro y sean devueltos. Los datos son concretos, en 2 años hubo 266.000 arrestos de extranjeros ilegales con antecedentes penales, 100.000 asaltos, 30.000 delitos sexuales, 4.000 asesinatos violentos, 20.000 niños que los padres dejan en la frontera para que ingresen solos, etc., etc.  Además, del ingreso de drogas por 500.000 MM de U$. Todo lo cual, alimenta las mafias de tráfico de estupefacientes y de personas. Pero las infinitas críticas de los medios de comunicación, informan que todo lo que ha dicho el Presidente con esos datos concretos sobre los delitos a norteamericanos por parte de ilegales, son falsos.  Y estos mismos medios enfrentados a Trump, por ejemplo, comparan la población total de inmigrantes legales y no legales, e informan que la tasa de delitos de todos los inmigrantes es menor al promedio de US. Paralelamente, Trump habló sobre la hipocresía de los políticos adinerados que rechazan el muro, pero no quieren tener cerca a ningún inmigrante, y levantan muros alrededor de sus casas para proteger a sus familias. Lo mismo que quiere hacer Trump, pero con todo el país. En otro plano, los inmigrantes “legales”, son bienvenidos en Estados Unidos, hecho que no sucede en casi ningún país del mundo, aunque lo declaren. Los legales, en general, no cometen delitos y sus aportes enriquecen el país.
 
CONCLUSIÓN
Las “fake news” han llegado para quedarse, y habrá que ser muy cautos con las informaciones, sabiendo que varios países (Rusia a la cabeza), tienen gigantescos equipos de redes informáticas para influir en todo el mundo, con distintos objetivos. La izquierda internacional, lamentablemente, domina el rubro; por lo cual, cuando llegan críticas a Trump, Bolsonaro, Piñera, etc., habría que ser cauto en su aceptación. O sea, cuando se ataca a presidentes de centro, liberales y/o conservadores, habría que buscar el origen de la información, y cruzarla con otra fuente conocida para determinar su veracidad o intencionalidad. Como ejemplo, Página 12, diario de Argentina, apoya los gobiernos de Cuba, Venezuela y demás; y fustiga todo lo que no sea de izquierda. Le dejo al lector que se pregunte, por qué todos los inmigrantes del mundo quieren ir a US o a Europa. Pero nadie pretende ir a Rusia, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Irán, Afganistán, Arabia Saudita, Yemen, Etiopía, Somalía, entre otros países; inclusive Canadá, excelente país, pero impenetrable para los ilegales. Y también imaginar o averiguar, qué hacen todos los países con los inmigrantes “ilegales” que ingresan a su territorio. Cuidado, puede llevarse una sorpresa; y entonces, mejorar su opinión sobre Trump.


 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


03/02 | Webinar: Mises y la Escuela Austríaca de Economía
13/07 | Freedom Fest 2020 - Las Vegas


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: