España (Primer Mundo) versus Argentina
Osvaldo Rolleri Aragón
Investigador, especializado en Seguridad. Corresponsal desde España de Fundación Atlas para una Sociedad Libre.



En la última nota desde España, se intentará hacer una comparación sobre algunos aspectos de ambos países. El concepto del primer mundo es a veces estereotipado, según la fantasía de quien lo analiza y sus circunstancias vividas. Por ello, es difícil hacer una comparación válida y concluyente. Es así que se analizarán diferencias y características, de culturas distintas con algunas raíces comunes.
 
Sociedad y estado
España, al igual que los países europeos, tiene tradiciones seculares, que hacen a una cultura de respeto por el prójimo, por ser éste un coterráneo y vecino ancestral. No así en América, donde en su mayor parte son inmigrantes. De ahí que el trato y respeto en la atención al público, en oficinas estatales (de España), es como si uno le abonara el salario a quien lo atiende. Lo cual impacta en los primeros contactos. En Argentina el trato de los empleados estatales, es como si ellos nos pagaran nuestro sueldo, en el mejor de los casos. Ahora bien, al igual que en Argentina, quien obtiene un puesto en el estado en España (aunque allí sólo se logran por oposición), considera haber sido premiado con la Lotería, pues sabe que tiene un salario asegurado por el resto de su vida, dado que nunca será despedido.
 
Ámbito privado
Con las empresas privadas en España la situación es diferente, aunque en el trato se mantiene el respeto y la cordialidad, el cliente será castigado con todas las cláusulas especiales y el desconocimiento de todos sus vericuetos, para sacarles todo lo puedan, con el visto bueno de las autoridades y defensa del consumidor. Ratificando lo dicho, para tener un servicio hay que dar la cuenta bancaria donde sacarán el dinero que quieran automáticamente. En Argentina, no se ha llegado a tanto.
 
Circulación
El tránsito de autos en España es ordenado, hasta se aplica correctamente el guiño para el cambio de carril. Opuesto a lo que sucede en Argentina, y a veces peor en Latinoamérica, casos como Rep. Dominicana, o en Asia en Filipinas, o Vietnam con sus ‘millones’ de motos. El sistema de autobuses, y metros (subte) donde lo hay, funcionan muy bien con control de app o llegada, por el cual Ud. llega a la parada o estación cuando falta uno o dos minutos para tomarlo. Ahora el sistema se está por implementar en Argentina.
 
Precios
En general los precios de los alimentos y la ropa son algo menores en España, con una calidad y abundancia superior. Pero esa abundancia y los segmentos determinan variaciones de precio importantes. También en la época de las ofertas en ropa (2 veces al año), los valores son mucho menores que en Argentina. Los servicios (agua, luz, gas, etc.) también son algo más económicos, dado los grandes aumentos producidos en Argentina. Además, en España los servicios se cobran, ya comenté el tema de la cuenta bancaria. Los vehículos, se deprecian muy rápido en España y se puede comprar un auto usado con 5 años, en muy buen estado, alrededor del 60% del valor de 0 Km. Y el combustible un 20% más caro que en Argentina.
 
Educación
El sistema educativo en España es opinable, hasta el 2do. de bachillerato (fin del colegio secundario), se castiga al alumno con exigencias de altísimo nivel, en todos los campos, que expulsan a la mayor parte del alumnado a oficios (formación profesional, FP). Además, en algunas autonomías exigen el estudio de idioma local (Catalán, Gallego, Vasco), lo cual suena descolocado. En Argentina, la exigencia de estudio se halla en el extremo opuesto, aprueban a quien no sabe nada, ni entiende lo que lee.
 
Manifestaciones
España es casi toda de izquierda, al igual que Europa, por lo cual las manifestaciones LGTB son multitudinarias, en todo el país, promocionando la homosexualidad, en especial en niños y adolescentes; y tal vez, arruinando el futuro de la sociedad. No lo es tanto en Argentina, pero allí sí son importantes los piquetes políticos y sindicales, que afectan demasiado el día a día.
 
Ejemplo real
Ahora, un caso concreto de evolución en los últimos 2 años. España, dispone de oficinas estatales para la legalización internacional de documentos (apostilla). En los dos últimos años han aparecido carteles diciendo ‘no a la privatización, Ud. va a terminar pagando por todo’. El trámite es gratuito y se retira en el momento, independientemente de la cantidad de documentos. En Argentina, Ud. concurría a Cancillería, hacia la cola, abonaba los trámites (1 a 2 U$S/trám.), y los esperaba horas o volvía al día siguiente. Algo burocrático, pero soportable. Hoy, hay que pedir turno por internet, solo hasta 5 trámites, le dan fecha para un mes aproximadamente, lo cual crea graves problemas, y debe abonar un valor de (8 U$S/trám.). Pero… es Argentina; o sea, han surgido empresas (tal vez amigas) que lo obtienen en 24 hs., pero Ud. tiene que abonar 50 U$S por cada trámite.
 
Conclusión
Es difícil llegar a una conclusión con solo estos pocos datos, faltan  impuestos, seguridad, salud, etc. Y en función de las necesidades y expectativas personales uno percibirá mejor a España que Argentina, o viceversa. Lo que sí podemos decir es que, todos los países están cambiando. En España por más que hable de la apertura a la inmigración, al igual que en muchos países, se están cerrando todas las puertas y es muy difícil integrarse en otra sociedad, inclusive siendo de la misma etnia. A diferencia, Argentina, integra todavía, a todo inmigrante, y mantiene vigente el art. 20 de la constitución (sugiero leerlo); por lo cual, cuando alguien no encuentra lugar en el mundo, Argentina es una de las pocas opciones que quedan. Sin considerar la ajuricidad que sufre Catherine Fulop, que sería parte del subdesarrollo argentino.
 

 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


17/11 | Universidad El Cato en Guatemala
03/02 | Webinar: Mises y la Escuela Austríaca de Economía
13/07 | Freedom Fest 2020 - Las Vegas


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: